Qué es el tejido Jacquard

El tejido jacquard debe su nombre a Joseph Marie Jacquard, quien a principios del Siglo XIX inventó un innovador tipo de telar que permitía confeccionar complejos diseños en tejidos. 

La principal característica del  tejido jacquard, reside en que el patrón no está impreso ni bordado, sino que está tejido directamente en la tela.

Técnicamente, cualquier tejido que utilice el proceso de tejido producido originalmente por tejedores y telares, y posteriormente perfeccionado por Joseph Marie Jacquard, es un tejido jacquard.

Origen del tejido jacquard

El tejido de jacquard encuentra su origen en el brocado. Se trataba de tejidos de tela entretejida con hilos de oro o plata o seda que formaban dibujos geométricos complejos.  Con la incorporación del tejido de seda alrededor del siglo VI, el brocado se convirtió en un artículo de lujo por su suave y agradable  tacto. Los artesanos bizantinos comenzaron a tejer entonces seda en brocados y tapices.

Ejemplo de tejido brocado
Ejemplo de tejido brocado

En la Edad Media, los brocados eran tan caros que solo estaban disponibles para la alta nobleza y los muy ricos. El brocado pronto se convirtió en un símbolo de riqueza y poder, y fue el favorito de los monarcas de todo el mundo medieval. Alrededor del siglo XV, los italianos comenzaron a hacerse un nombre como fabricantes de las telas más finas de toda Europa, y esto se debió en gran parte a la complejidad y la lujosa calidad de sus brocados de seda.

A lo largo de todos estos siglos, los brocados se tejían a mano en grandes telares llamados telares de tiro. Estos telares requerían dos personas para operar, un tejedor y un dibujante. Este fue un proceso increíblemente laborioso y lento. Al final de un día completo, un buen equipo de tejedores y dibujantes podría esperar haber completado aproximadamente dos pulgadas cuadradas de tela de seda finamente estampada. 

El telar de Jacquard

En la década de 1700, varios inventores franceses trabajaron arduamente para crear un telar mejor, pero un antiguo dibujante tuvo una visión que cambiaría el mundo para siempre.

Joseph Marie Jacquard comenzó a trabajar como dibujante. Los dibujantes por lo general eran niños pequeños, ya que debían subir encima del telar para poder llevar a cabo las instrucciones que le indicaba el tejedor. Este era un trabajo agotador, por lo general realizado en condiciones durísimas.

telar de Jacquard

Jacquard sabía que tenía que haber una mejor manera. Dedicó su vida a encontrar uno. A finales de 1700, se estaban desarrollando máquinas para manejar todo tipo de tareas repetitivas. Ya se usaban ampliamente para crear telas estampadas simples, pero los brocados aún requerían el toque de un artista, ya que sus diseños eran mucho más complejos. Para crear un patrón de este tipo, debería haber una forma de programar la máquina para cambiar su tejido según la línea del patrón que se esté creando.

El telar programable

Jacquard creó una solución simple pero ingeniosa. Se trataba de una serie de tarjetas perforadas rígidas similares a los carretes que todavía se ven en las pianolas y las cajas de música mecánicas en la actualidad.  A principios del siglo XIX, Joseph Marie Jacquard comenzó a presentar algunos inventos innovadores como un telar de pedal, o un telar que permitía tejer redes de pesca. En 1804 presentaría la primera versión del telar «Jacquard», que permitía tejer seda estampada de forma automática.

Todos estos inventos mostraban avances pero no estaban aún perfeccionados por lo que, inicialmente no tuvieron mucho éxito. Aunque aún por perfeccionar y pese a la  oposición de algunos tejedores que veían amenazado su trabajo.

La versión final, que debutó en 1804, se convirtió en la primera máquina programable. Este sistema permitía que incluso trabajadores poco cualificados pudieran confeccionar tejidos con diseños complejos.

Jacquard en la actualidad

Más de un siglo y medio después de que Monsieur Jacquard revolucionara por primera vez la industria textil, en la década de 1980 se lanzaron al mercado los telares electrónicos originales de Jacquard. Hoy en día, la programación de tarjetas perforadas de Jacquard ha sido ampliamente reemplazada por la programación informática moderna, lo que permite una complejidad de diseño mucho mayor.

tejido jacquard

Sin embargo, las telas que producen todavía llevan el nombre de Jacquard, un homenaje a los asombrosos avances que soñó hace siglos. El tejido jacquard moderno se puede fabricar a partir de una variedad de fibras diferentes, desde algodones y sedas naturales hasta poliéster artificial y mezclas de poliéster y algodón.

Lo que tienen en común todos ellos, es el método de construcción. Por lo general, tienen un diseño intrincado y tienden a ser más fuertes y gruesos que muchos otros tipos de tejido. El sello distintivo de las telas jacquard es que el diseño se teje en la propia tela, en lugar de estamparse, imprimirse o bordar encima. Por eso, algunos jacquards son incluso reversibles, creando un negativo de su patrón en el reverso.

Tipos de tejido Jacquard

Además de los tejidos que llevan su nombre, muchos otros tejidos familiares forman parte de esta orgullosa historia. Estos incluyen brocados modernos, brocatelle, tela de damasco y tapices. En general, encontrarás que estas telas se usan más comúnmente en  artículos para el hogar y tapicería, debido a su grosor y textura. También se ven en las telas estampadas y de colores brillantes que componen los saris, así como en abrigos y ropa formal texturizados y estampados.

alfombra tejido jacquard
Abrigo tejido jacquard
tejido jacquard