Consejos para lavar tus prendas de baño

Te traemos unos sencillos consejos para lavar tus prendas de baño.Durante los meses de calor nuestro bikini o bañador no para un minuto de la playa o la piscina al tendedero y vuelta a empezar. La sal del mar, el cloro de las piscinas y la exposición prolongada al sol, son elementos bastantes agresivos que pueden dañar los tejidos.

Sigue estos consejos para lavar tus prendas de baño y conseguirás que tus bañadores y bikinis permanezcan tan deslumbrantes como el primer día de verano.

Leer las etiquetas antes de usar tu bañador

Este consejo parece algo muy básico, pero deberíamos leer siempre las etiquetas de la ropa para conocer el tipo de tejido con el que se fabricó la prenda, los cuidados que debemos aplicar a la prenda, y lo más importante: la temperatura a la que podemos lavar la prenda.

Consejos para lavar tus prendas de baño

La etiqueta indica el tratamiento más agresivo que la prenda puede soportar. Por ejemplo, si indica “Lavado a 40 grados” no significa que debas lavar a esa temperatura. Opta siempre por cuidados más suaves, como lavar en agua fría, alargará la vida de la prenda y además ahorrarás en consumo de energía.

Crema solar sí, pero no en el bañador.

Cualquier crema o spray puede provocar manchas en el bañador o deteriorar el tejido. Lo recomendable es aplicar el protector solar 30 minutos o 1 hora antes de la exposición, para preparar tu piel.

Puedes hacerlo en casa antes de salir hacia la playa o la piscina. Ponte el bañador en el último momento, cuando la piel haya absorbido la crema y así evitarás que se manche. De esta forma conseguirás una mejor protección en la piel y además evitarás que gran parte de la crema protectora termine en el océano.

Consejos para lavar tus prendas de baño

Al salir del agua

En cuanto te quites el bañador, aclararlo en agua dulce para quitar restos de arena, sal o cloro. Envuelve el bañador en una toalla para llevarlo a casa. Evita ponerlo en una bolsa de plástico, ya que puede incrementar el efecto dañino de los restos de sal o cloro.

Cuidado con los roces

Ten cuidado al sentarte en el borde de la piscina o en las rocas, ya que el tejido puede engancharse y dañarse.

Consejos para lavar tus prendas de baño

A mano y en agua fría, el lavado ideal. Evita escurrir, retorcer o frotar tus prendas de baño. Mejor un detergente líquido, suave y neutro. Si además es biodegradable será más respetuoso con el medio ambiente y tu piel.

Procura lavar tus prendas de baño cuanto antes después de usarlas. Lavar a mano un par de bañadores lleva cinco minutos y evitarás poner una lavadora a media carga si no tienes suficiente colada.

Consejos para lavar tus prendas de baño

Si lavas tu bikini a máquina, ten precaución.

Si la etiqueta de la marca lo permite, puedes lavar a máquina. Selecciona un ciclo delicado, en agua fría con centrifugado corto. Recuerda que el agua caliente puede estropear más rápidamente las fibras, colores y estampados. Con algunos tejidos técnicos es menor reducir la cantidad de jabón ya que una utilización excesiva de detergente puede llegar a mermar considerablemente las propiedades de dichos tejidos.

Los detergentes y lavadoras consiguen resultados igualmente buenos a bajas temperaturas. Dale la vuelta a las piezas de colores más vivos para protegerlas mejor. También es conveniente usar bolsas de red para cuidar esas prendas delicadas en coladas mezcladas. 

Secado al aire de tu prenda de baño

¡Nada más veraniego que ver tus bikinis meciéndose en el tendedero! Seca tu ropa de baño al revés, al aire y siempre a la sombra para evitar que el sol dañe los colores o la elasticidad del tejido. Ten cuidado con las pinzas para no marcar o rozar el tejido.

Evita a toda costa utilizar estos elementos, que podrían dañar severamente tus prendas de baño y además son menos respetuosos con el medio ambiente: secadora, plancha, suavizante, lejía, blanqueadores y quitamanchas.